Ruiz-Gallardón, en el Foro Premium del Atlántico con Ralons

/ Política, Ralons Fundación

06/04/2016

  • La Fundación respalda la propuesta del ‘Diario de Avisos’ para promover conferencias con personalidades de diversos ámbitos.
  • El ex ministro de Justicia lanza un mensaje de optimismo a pesar de las dificultades que se viven en España y la UE.

Quien fuese ministro de Justicia, presidente de la Comunidad de Madrid y alcalde de la capital del Estado, Alberto Ruíz-Gallardón, ha participado en el Foro Premium del Atlántico que organiza Plató del Atlántico, grupo al que pertenece el Diario de Avisos, y cuenta con el patrocinio de la Fundación Canaria Ralons para los eventos que se celebren durante este año. El ex dirigente popular analizó la situación que se vive en España y en Europa, con un desglose de su complejidad y adversidades, pero en tono optimista.

“Hay que trasladar un mensaje de optimismo: los retos son grandes, pero las soluciones dependen de nosotros mismos”. Con esta frase, Ruiz-Gallardón condensó el contenido de su conferencia en el Iberostar Gran Hotel Mencey de Santa Cruz de Tenerife ante una afluencia numerosa y representativa de la sociedad tinerfeña. Convencido de que “la crisis es también una oportunidad”, alentó a los jóvenes con la idea de que “lo que viene es mejor que lo que había”.

Aun en ese tono esperanzador, no rehuyó desgranar, en el caso de España, que “nos habíamos olvidado de que la Constitución de 1978 diseñó una democracia parlamentaria y no presidencialista”. Entiende que “una repetición de las elecciones es posible que no arregle nada”, por lo que considera que sería preferible un sistema como el francés, en el que se prevé una segunda vuelta con sólo la concurrencia de los dos más votados. En el marco actual, enfatizó que es “prioritario” poner fin a la interinidad del Gobierno estatal.

En la perspectiva continental de su intervención sentenció que “Europa no puede ser una isla de riqueza rodeada de pobreza. Los europeos” -sugirió- “tenemos que imponernos nuevas obligaciones fuera de nuestro espacio, hay que enriquecer al resto del mundo para evitar la inmigración porque el modelo de civilización nacido en Grecia está en peligro”.

Alberto Ruiz-Gallardón identificó tres riesgos angulares: el terrorismo, frente al que apuesta por un eje atlántico y la colaboración con Estados Unidos; la posible fractura de la Unión Europea por la eventual salida del Reino Unido, y la pérdida de presencia en Latinoamérica, a pesar de hechos como que Colombia y Argentina son países con grandes posibilidades de futuro.