Ralons Fundación entrega junto a la ULPGC, las 30 becas dotadas para el curso 2015/2016.

/ Educación, Grupo Ralons, Ralons Fundación, ULPGC

20/11/2015

Miguel Ángel Ramírez, presidente de Ralons Fundación, junto con Nicolás Díaz de Lezcano, vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, entregó este jueves en la Sala de Piedra de la Sede Institucional del Rectorado 30 ayudas extraordinarias a estudiantes con necesidades económicas para continuar con su formación. En total, la Fundación destinó 31.000 euros para cubrir las tasas universitarias, materiales de estudio, transportes y todos aquellos gastos derivados de su actividad académica.

Durante el acto de entrega, Ramírez destacó que “siempre es un placer poder colaborar con este tipo de iniciativas” dado que supone estar “al lado de los que más necesitan”. Insistió, de este modo, en que “es importante tener una sociedad más formada” y que los alumnos no sientan que están solos. A su juicio, “es muy duro que los jóvenes no tengan capacidad económica para continuar con sus estudios” como consecuencia de la crisis económica, por lo que entiende que “el sector empresarial tiene una responsabilidad social corporativa muy importante” y debe ser sensible ante este tipo de situaciones.

Asimismo, Miguel Ángel Ramírez anunció que desde la Fundación se va reeditar este tipo de colaboración con la Universidad: “No sólo renovaremos en los próximos años esta iniciativa sino que nuestra intención es aumentar la dotación económica”. Este anuncio fue acogido por Nicolás Díaz de Lezcano con una gran alegría puesto que significa seguir ayudando a los jóvenes que cuenten con menos recursos. “Es un desastre social, como ya ha señalado el rector José Regidor en otras ocasiones, que haya personas que no puedan estar presentes en la Universidad por motivos económicos”, destacó.

Es en sentido expresó su satisfacción por la existencia de empresarios que se acerquen al centro universitario otorgando becas para que la gente pueda continuar con sus estudios. A su vez, coincide con Ramírez en que la ayuda que se concede al estudiante no sólo beneficia al alumno, sino a la comunidad en general porque “cuanto más y mejor estén formados, más rica y mejor será nuestra sociedad”.

Aunque inicialmente estaba previsto la donación de 30.000 euros en el convenio firmado el pasado 19 de marzo entre Ralons Fundación y la ULPGC, finalmente se sumó una partida de 1.000 euros más para poder abarcar a 30 universitarios, tal y como explicó el vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad. Bajo su punto de vista, este grupo empresarial “es un ejemplo a seguir para otras compañías en su apuesta por la formación”.

Durante el plazo de solicitud de las becas, que estuvo abierto hasta el 30 de abril, se presentaron 576 peticiones por parte de estudiantes que no obtuvieron las ayudas ofrecidas a través del Ministerio de Educación, Cultura, y Deportes y del Gobierno de Canarias por razones académicas o de caducidad de los tiempos. Tras un proceso de selección efectuado por una trabajadora social de la ULPGC, en el que se valoró casos por caso las circunstancias individuales de cada cual, se concedieron las subvenciones a 30 estudiantes.

Esta acción confirma una vez más el apego del Grupo Ralons a la realidad social de las Islas. Así, Miguel Ángel Ramírez recordó que la Fundación mantiene una línea habitual de colaboración en el mundo del deporte, la cultura y la investigación del cáncer.